IMPSA

La empresa de tecnología despachó a Brasil el último de los 3 rodetes Kaplan de 102,3 MW de potencia con destino a la Central Hidroeléctrica Colíder.

Con una potencia instalada total de 306,9 MW, la Central brasileña podrá abastecer de energía a 850.000 habitantes.

 

Mendoza, 24 de julio de 2018.- IMPSA despachó desde su Centro de Producción, en Mendoza, el último de los tres rodetes de turbina Kaplan de 102,3 MW hacia la Central Hidroeléctrica Colíder, ubicada en Brasil. El diseño hidráulico del rodete fue realizado en el Centro de Investigaciones Tecnológicas de IMPSA y cuenta con un diámetro de 7,8 metros y un peso aproximado de 172 toneladas. La operación es parte de un proyecto total por U$S 718 millones.

El aprovechamiento hidroeléctrico Colíder está ubicado al norte del Estado de Mato Grosso, a 700 km de la ciudad de Cuiabá, sobre el río Teles Pires. Tendrá una potencia instalada de 306,9 MW y una producción de energía suficiente para abastecer a 850.000 habitantes.

El alcance del suministro incluye el diseño y la provisión de turbinas, generadores y resto del equipamiento electromecánico bajo la modalidad llave en mano, lo que implica la entrega de la central en operación. “Esta operación de gran relevancia permite a IMPSA continuar reforzando su presencia en el mercado internacional de bienes de capital de alto contenido tecnológico”, señaló el CEO de la compañía, Juan Carlos Fernández.

De tal modo, IMPSA consolida su condición de líder mundial en desarrollo y exportación de tecnología de punta para grandes proyectos de energía. El presente despacho se suma al suministro para la rehabilitación de la Central Hidroeléctrica Acaray, en Paraguay; la rehabilitación y repotenciación de la Central Hidroeléctrica Tenom Pangi, en Malasia; el contrato de provisión para el reemplazo de dos turbinas para la Central Hidroeléctrica Yacyretá; la ejecución de las turbinas de Tocoma (las Kaplan de mayor potencia del mundo), en Venezuela; y sus antecedentes en más de cuarenta países.

 

Sobre IMPSA

Con 111 años de trayectoria y más de 50.000 MW de potencia instalada en el mundo, IMPSA ha desarrollado tecnología de punta que la ha posicionado como referente global en el mercado, siendo la única empresa en el continente americano con tecnología propia para equipamientos de centrales hidroeléctricas. En los últimos 20 años, de 180 proyectos desarrollados por la compañía, 150 fueron para mercados internacionales.